NOSOTROS

 
¿Qué queremos hacer en Lalia?

Lalia, surgió con el deseo de escuchar a las personas. 

Para posibilitar que hablen de todo lo que no se habían permitido antes y que les aflige; porque detrás de la necesidad de ser escuchados, se asoma también el anhelo de una transformación de vida. En consecuencia… es una propuesta para trabajar con otros.

¿Qué distingue a la situación actual del Coronavirus y la crisis que vive la humanidad?

Nosotros, seguimos deseando escuchar a las personas, sin duda alguna. Lo que está cambiando, es la manera en “cómo los vamos a escuchar”. 

Quienes conforman Lalia, practican el psicoanálisis. ¿Y qué es el psicoanálisis? 

Diremos, que es una manera completamente diferente de escuchar, que no se asemeja a ninguna otra experiencia, pues aquí tenemos dos premisas: 1) que las personas hablen libremente de lo que se les ocurra, así como aparezca y 2) serán escuchados sin prejuicios ni impedimentos ante cualquier palabra; incluso a temas que pueden parecer absurdos, sin sentido, vergonzosos o de nuestra propia persona. Quienes practicamos el psicoanálisis, entendemos que para escuchar realmente, es un requisito posibilitar que tengan absoluta libertad de hablar, sobre cualquier tema, que pueda desplegar: sus fantasías, anhelos, desgracias, tristezas, pérdidas, ansiedad en el cuerpo, angustia, pensamientos recurrentes, ideas terroríficas, recuerdos, historias de amor/desamor, problemas del trabajo y la economía, sus sueños rotos, sus sensaciones de impotencia y frustración, rencores, despechos, odio, sus complicidades, tabús, desprecios, enfados, sus deseos más oscuros, su deseo por cambiar y todo lo que se está dispuesto para realizarlo. 

Gracias a la contingencia, reflexionamos y escuchamos, que la gente requiere y está buscando quien los escuche, en este momento de crisis. 

Crisis, que también está atravesada por lo personal. Sentirse aislados, inmóviles, sometidos a cambios inesperados y orillados a mantenerse al margen de lo que era su “normalidad”, tienen como consecuencia una gran ola de ansiedad, angustia y otros sentimientos a flor de piel. Bueno, nuestra gran apuesta es con el lazo afectivo. De eso se trata un psicoanálisis.  De posibilitar que el otro, logre hacerse escuchar bajo cualquier circunstancia.

Nos reunimos en Lalia para brindar un lazo y una escucha

A nosotros nos interesan esos dos pilares. Una experiencia de psicoanálisis brinda estos dos. Y aunque hay también una cura de una serie de malestares, repeticiones, discursos, síntomas y aflicciones; el psicoanálisis es una experiencia que transforma la vida. ¡No se puede quedar intacto de un análisis! 

Hay quienes narran que un día (parecido a comenzar a tocar un piano), sin darse cuenta de cuándo o cómo fue, notaron que ya sonaban diferente. 

Que después de tantas notas a destiempo, de muchas repeticiones, después de muchos tropiezos y enredos...un día, los acordes y silencios eran mucho más fáciles de tomar. Un día lo que sonaba como un desastre, comenzó a ser una melodía. Un día escucharon su propia composición, su particular música. 

Otros, cuentan que su experiencia de análisis les enseñó a no seguir tomando los molinos por gigantes y distinguir mejor la vida. El psicoanálisis posibilita que, cuando algo es insoportable, ¡hay que poder verdaderamente decir que no! En fin, aquí cada quien inventa su camino.

¿Cómo funciona? ¿Cómo se inicia?

Todo inicia cuando alguien requiere ser escuchado. ¿cómo llega ese aviso? En ocasiones es un desborde de la vida, un quiebre sentimental, una explosión de ansiedad, la recurrencia intensa de soledad, una gran pérdida, un gran agobio por no saber cómo continuar con la vida… en realidad uno adentro lo sabe; uno sabe que ya no se puede más y es muy intrínseco buscar que alguien que nos ayude con una luz sobre todo esto. Aunque no siempre se requiere de un acontecimiento brutal, a veces sólo basta el hecho de sentirse desconocido (en piel propia) cuando por fuera parece andar todo bien.

Entonces, a partir de ese momento, quien así lo requiera, encontrará en Lalia quien le escuchará. Sólo tendrá que contactarnos por alguno de nuestros medios: whatsapp, llamada telefónica, correo, sitio web, etc. Ya sea que se utilice alguno de los medios electrónicos de Lalia o sea de manera directa con alguno de nosotros, la cita será programada entre ambas partes. Desde ese momento la comunicación y el resto de los acuerdos será directamente con el/la analista.

Las sesiones se realizarán vía telefónica. Existe la posibilidad de realizarse vía videollamada, pero será a criterio del analista. Por experiencia podemos compartir que las llamadas telefónicas tienen una mejor fidelidad sin interrupciones, ni retrasos; así como una experiencia más fluida para hablar.

¿Y después?

Un primer encuentro sirve para presentarse, empezar a hablar de los motivos que traen a sesión y sobre todo ir construyendo un espacio para sentirse libres para hablar. 

Lo que ocurre en ese primer encuentro nunca se sabe con exactitud. Lo que sí se sabe, es que hay grandes posibilidades que aquel primer chispazo que brotó de la angustia, se convierta en el fuego del piloto que sostendrá el continuar de las sesiones.

¿Cuándo termina?

La decisión la toma quien solicitó el inicio del espacio y  es muy importante hablarlo en consulta. No hay mejor manera de confirmar que se terminó ese espacio, que cuando se habló y dejó en claro porqué concluyó. 

El tiempo de las sesiones varía, ya que al final cada quién marca el paso que quiere llevar. No podemos forzar los tiempos y circunstancias de cada persona. Ni tampoco queremos prolongar lo que es innecesario extender a lo inútil. El tiempo de concluir no se mide con el reloj. El momento de concluir llega en el momento que a la persona le hace sentido.

¿Cual es el costo? ¿Es altamente caro?

¡No es un costo imposible de pagar! No queremos que la gente crea que será insostenible o que es imposible costear las consultas. Es indispensable, sobre todo ahora con las circunstancias del mundo, también hablar desde el inicio de lo que implica en cada quién el costo de este espacio. ¡No estamos cerrados a escuchar por una tarifa fija! Habrá un costo, sí. Pero ese costo también se acuerda en privado y personalmente. 

El dinero es un tema delicado e importante. Y no se trata de quedarse sin nada. Al contrario, ¡también se trata de que nos vaya mejor! Porque la vida tampoco pinta que vaya a ser más barata, ni gratis. Pero sí podemos encontrar que quizás hay maneras para pasar a otro escenario económico. 

¿Lalia es igual que otros lugares? ¿Es lo mismo que la atención psicológica de instituciones y los call center de atención en crisis?

No. La experiencia de un psicoanálisis es bastante diferente de lo que ofrecen los psicólogos, los hospitales y clínicas en la búsqueda de la “normalidad” y “la locura”; y también es diferente a la mitigación fugaz de la crisis en un call center. Cada quién puede decidir libremente con qué se siente más afín. 

Lo que nos gustaría subrayar del psicoanálisis son los lazos íntimos que se generan, el no ser juzgados moralmente (ni con etiquetas) y su comprensión de los deseos subjetivos. 

Los que deseen ser escuchados, siempre encontrarán la puerta abierta. Habrá quienes hayan tocado ya otras puertas y no sintieron ese chispazo y quizás ahora lo logren. Habrá quienes será su primera vez y no sepan qué y cómo ocurrirá. Otros siguen un tanto confusos. Pero lo importante, será que cualquiera puede acercarse y solicitar ser escuchado. 

Escuchar es una relación, no un servicio.

 ¡Sean bienescuchados!

¿Porqué Lalia?

Lalia significa palabra o discurso en griego antiguo. Las palabras son aquello donde se construye la vida de cada persona, por lo que cada palabra nos posibilita encausarnos hacia el tipo de vida que uno quiere.

¿Quienes participan en Lalia?

En Lalia participamos distintas personas que estamos interesados en brindar una escucha a las personas. Haciendo uso de las consultas, talleres, seminarios y artículos. Dejamos la puerta abierta a las personas para que encuentren lo que desean para sus vidas. Dentro de nuestros objetivos incluimos los temas de la psicología, psicoterapia, psicoeducación, psicoanálisis y otros.

Contáctanos

Oslo 6, colonia Juárez CDMX C.P. 06500
contacto@lalia.mx  |  Tel: 123-456-7890

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
 
  • Facebook icono social
  • Twitter
  • Whatsapp_37229
Logo-Lalia-circulo.png

Lalia MX