Preguntas frecuentes

¿Por qué la gente acude a sesión?


La gente acude por distintas razones. Algunos buscan orientarse con respecto a circunstancias por las que cruzan sus vidas, mientras otros buscan un proceso de exploración y transformación; cuando se ven avasallados por culpas, dudas, ansiedades ó desesperanza. En las sesiones aparecen habilidades para la resolución de problemas, y mejores defensas para asuntos emocionales como la depresión, ansiedad, baja autoestima, problemas relacionales, asuntos de la infancia sin resolver, duelo, conflictos espirituales ó religiosos, manejo del estrés, problemas de la autoimagen corporal, bloqueos creativos, entre otros.



¿A cuántas sesiones tengo que acudir? ¿Cuánto dura el proceso?


Generalmente se acude a sesión una vez por semana. Sin embargo esto puede ser platicar desde la primera sesión o en cualquier otro momento si así lo desea. El proceso está ligado con los objetivos que emergieron desde la primera sesión y dichos objetivos son dinámicos, por lo cual conforme avanza el proceso, los objetivos se van actualizando como consecuencia del trabajo realizado. No existe un tiempo límite o correcto de duración. El proceso se puede actualizar, concluir, detener, abandonar o postergar de acuerdo al mismo paciente, ya que es él quien tiene interés y responsabilidad por su propia psicoterapia. La resolución del proceso es el resultado del trabajo del paciente.


¿Cómo es la primera sesión?


La primera sesión da oportunidad a muchas cosas: permite que se conozcan mutuamente, expresión de la(s) problemática(s) y objetivo(s) a tratar, acuerdos de costo, horario y ubicación, así como aclarar cualquier duda. Lo más importante es la oportunidad de hablar del tema que trae a sesión a la gente.


¿Cómo es una sesión?


Durante una sesión común, la gente habla acerca de sus principales preocupaciones, problemas y temas de interés de manera libre; lo que permite dar un reflejo (a través de interpretaciones, preguntas, ideas, puntualizaciones y otros recursos) a manera que se pueda llegar a sus propias conclusiones . Una sesión dura alrededor de 45 minutos y el tiempo puede ser utilizado como mejor lo considere. Generalmente se trabaja a razón de una sesión a la semana y en el tiempo que pasa entre sesión y sesión, la gente puede continuar analizando el trabajo realizado en la sesión anterior y tomar otras decisiones consecuentes.



¿Cómo puedo convencer de ir a alguien que no lo desea?


No es muy recomendable llevar a una persona que no tenga el interés, ni mucho menos obligarla. Se puede hablar con esa persona acerca de la posibilidad de acudir y dejar la puerta abierta a esta oportunidad; ya que de lo contrario, tratar de chantajear, presionar o manipular a la persona puede inhabilitar la posibilidad y no se llegaría a ningún lado, al mismo tiempo que se puede generar un rencor contra las personas que acorralaron a esta acción. Por otro lado, en muchas de las ocasiones, la persona que sugiere, puede ser la persona correcta para ir a sesión; debido a que estos pueden ser familiares, parejas, amistades y otras relaciones interpersonales que pueden compartir un malestar con la otra persona.


¿Los niños y jóvenes pueden acudir?


Cualquier persona puede acudir si así lo quiere. En el caso de niños y jóvenes, ellos también pueden. Sea cual sea la condición o circunstancia que las personas interesadas tengan en mente para iniciar, se platican desde la primera sesión para aclarar cualquier duda y llegar a una decisión final en relación con el inicio.


En ocasiones, durante algunas sesiones, los padres pueden ser invitados a participar previo acuerdo, o se puede trabajar por separado como procesos independientes.





¿De qué puedo hablar?


Libremente se puede hablar de cualquier tema que sea de su interés si así lo considera de acuerdo a sus objetivos. Quien escucha siempre mantendrá una postura neutra y atenta a lo que pueda expresar el paciente, porque esto es de suma importancia para continuar con los objetivos al dejar a un lado los prejuicios, la moralidad, los tabús y cualquier otra posición que impida el proceso.



¿Qué beneficios puedo obtener de acudir a psicoterapia?


Quien está escuchando puede ofrecer una perspectiva fresca y neutral sobre un problema difícil, o ayudarle a poner las cosas en perspectiva. Mucha gente encuentra un gran apoyo para el crecimiento personal, para mejorar las relaciones interpersonales, las relaciones familiares, o sencillamente para hacer los problemas de la vida más llevaderos. Los beneficios dependen en gran medida del trabajo que el paciente realice. Algunos de estos beneficios pueden incluir:

  • Obtener un conocimiento más profundo de su propia persona; sus metas, sus valores, sus deseos, entre otros.
  • Desarrollo de habilidades para mejorar sus relaciones interpersonales.
  • Encontrar soluciones para los asuntos ó preocupaciones que lo llevaron a sesión.
  • Encontrar nuevas formas de lidiar con la angustia, ira, depresión y otras presiones emocionales.
  • Mejora de las habilidades de comunicación; aprender cómo escuchar a los demás, y lograr que los demás lo escuchen.
  • Romper viejos comportamientos y patrones obsoletos.
  • Descubrir nuevas formas de resolución de problemas.
  • Mejorar de la autoestima y autoconfianza.



¿Es altamente costoso estar en sesión?


No. Desde la primera sesión se determina el costo de cada sesión en una plática para llegar a un acuerdo que corresponda a los objetivos e instancias de cada quien.