AGENDAR SESIÓN

- hacer lazo y escuchar -
 

Encuentra alguien que te escuchará sin juzgarte

Cada uno de los que conformamos Lalia, estamos comprometidos con escuchar de la manera más sensible, los problemas personales sin importar clase, género, raza, ideales, preferencias, ni ningún tipo de prejuicio. 

Ten la confianza de contactarnos y explorar la posibilidad de una primera sesión. Una primera sesión no te obliga a comprometerte Tendrás la libertad de decidir con quién quieres tomar sesión y con quién te sientes libre para hablar.

Si te sientes a gusto con tu decisión, entonces podrás acordar el resto al finalizar el primer encuentro.

Tarjetas-de-Lalia-ANAMARÍAPEREZ.png
Tarjetas-de-Lalia-CASSANDRASUAREZ.png
Tarjetas-de-Lalia-Erichernandez.png
Tarjetas-de-Lalia-LORRAINEMARTINEZ.png
Tarjetas-de-Lalia-MARISOLROMAN.png
Tarjetas-de-Lalia-ISRAELSANCHEZ.png
Tarjetas-de-Lalia-TANIAASENSIO.png
Tarjetas-de-Lalia-VERONICAGUEVARA.png
Tarjetas-de-Lalia-SOFIARODRIGUEZ.png
Tarjetas-de-Lalia-YAKINPINEDA.png

Lalia, surgió con el deseo de escuchar a las personas. 

Para posibilitar que hablen de todo lo que no se habían permitido antes y que les aflige; porque detrás de la necesidad de ser escuchados, se asoma también el anhelo de una transformación de vida. En consecuencia… es una propuesta para trabajar con otros.

Quienes conforman Lalia, practican el psicoanálisis.

 

¿Y qué es el psicoanálisis? 

Diremos, que es una manera completamente diferente de escuchar, que no se asemeja a ninguna otra experiencia, pues aquí tenemos dos premisas: 1) que las personas hablen libremente de lo que se les ocurra, así como aparezca y 2) serán escuchados sin prejuicios ni impedimentos ante cualquier palabra; incluso a temas que pueden parecer absurdos, sin sentido, vergonzosos o de nuestra propia persona. Quienes practicamos el psicoanálisis, entendemos que para escuchar realmente, es un requisito posibilitar que tengan absoluta libertad de hablar, sobre cualquier tema, que pueda desplegar: sus fantasías, anhelos, desgracias, tristezas, pérdidas, ansiedad en el cuerpo, angustia, pensamientos recurrentes, ideas terroríficas, recuerdos, historias de amor/desamor, problemas del trabajo y la economía, sus sueños rotos, sus sensaciones de impotencia y frustración, rencores, despechos, odio, sus complicidades, tabús, desprecios, enfados, sus deseos más oscuros, su deseo por cambiar y todo lo que se está dispuesto para realizarlo. 

Gracias a la contingencia, reflexionamos y escuchamos, que la gente requiere y está buscando quien los escuche, en este momento de crisis. 

Crisis, que también está atravesada por lo personal. Sentirse aislados, inmóviles, sometidos a cambios inesperados y orillados a mantenerse al margen de lo que era su “normalidad”, tienen como consecuencia una gran ola de ansiedad, angustia y otros sentimientos a flor de piel. Bueno, nuestra gran apuesta es con el lazo afectivo. De eso se trata un psicoanálisis.  De posibilitar que el otro, logre hacerse escuchar bajo cualquier circunstancia.

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • Whatsapp_37229
Logo-Lalia-circulo.png

Lalia MX